jueves, 3 de marzo de 2016

LAS EMOCIONES Y LA ROBÓTICA

Tras leer el cuento de El monstruo de colores, escribo el la pizarra las emociones para aprender a leerlas. Una vez que se identifican reparto los nombres entre los niños y sacamos el robot. En la manta colocamos el monstruo de cada emoción. Cada alumno lee la emoción que le ha tocado y programa el robot para que vaya al monstruo correspondiente. ¡Todo un éxito!