domingo, 26 de enero de 2014

VISITA A LAS AULAS HOSPITALARIAS

 Las emociones fueron todas positivas, al principio tenían las expectativas puestas en Isaac Peral y el submarino. Después se fueron ampliando y vieron que son muchos los sabios que han hecho posible nuestro mundo de progresos. Sorpresa e incredulidad de sobre las leyes de las fuerzas. Las palancas. Y especialmente sobre los submarinos.
La participación de cada alumn@ ha sido grande, todos estaban dispuestos a comprobar, a medir, a experimentar. Sólo el más pequeño que estaba en cama, con suero y operado, no le apetecía. Pero miraba y no rechazaba.
 Para mi es un día muy especial, que está abierto a cualquier diversidad posible, anomalía, disrupción o estado de ánimo. Pues debido al momento crítico que están atravesando no siempre las cosas salen como se planean (no siempre dos y dos son cuatro). Las edades, la diversidad, los ánimos van marcando las pautas de trabajo y desarrollo, los caminos por donde me muevo.  Esta sesión fue muy sencilla y personalizada por los pocos alumnos y el buen estado emocional general que tenían.
Respecto al devenir de la sesión, al principio todos estaban expectantes, en las sesiones anteriores habían visto inventores, cómo puede ser inventor una persona, y los grandes inventores murcianos.
Inicié la sesión presentando al sabio más sabio de todos los tiempos, Aristóteles ,y conté con el apoyo de mi compañera Lola, filósofa y gran admiradora de éste, expliqué su concepción del mundo y el orden de la materia que lo compone (tierra, agua, aire y fuego). Pasamos a comprobar cada elemento a dónde va, primero cada uno anticipa y luego comprueba. Vimos que hay unas fuerzas de resistencia y las medimos con canicas, poleas, después fuera con dinamómetros. Vimos la ley de Hooke y a Newton quien inventó ese aparato y otras muchas cosas. Después fue muy divertido ver el reparto de fuerzas y la cantidad de máquinas y juegos que se han creado con ellas. Jugamos con el juego LIM de Las Fuerzas 
(https://dl.dropboxusercontent.com/u/32158420/fuerzas/fuerz.html) y todos querían salir a hacerlos. El equilibrio de fuerzas vimos que originaba la balanza, el subibaja, etc., mostré un martillo en equilibrio y recorté una paloma de papel para que se la llevaran y la colocaran en equilibrio en su habitación. A continuación nos pusimos todos manos a la obra y construimos 5 submarinos para que se los llevaran. Los acogieron como su gran trofeo y se fueron encantados (pasada la hora).  Algunos pensaron volver por la tarde para terminar mejor el submarino y forrarlo. Pero no querían dejarse nada porque todo era muy apreciado por ellos y se lo querían llevar. Fue una experiencia muy bonita.