lunes, 22 de abril de 2013

APRENDER A APRENDER: EL OBJETIVO PRINCIPAL. LOS PROYECTOS.


Enseñar al alumnado la manera de aprender a aprender es el gran reto que se debe transmitir cada día al alumnado. Y esto solo es posible si se practica por parte del profesor/a y nos mostramos como ejemplo. No es necesario saberlo todo, pero sí saber dónde buscar lo que quiero saber. Ya no es importante el libro de texto pues no desarrolla todas las competencias. La persona del mañana necesita desarrollar las 8 Competencias Básicas para ser capaz de solucionar con éxito situaciones complejas e integrarse de forma activa en la sociedad, con los otros. Podemos enseñar a leer pero no habremos conseguido hacerlo con éxito si no hemos transmitido las ganas de leer. El trabajo por proyectos y tareas podemos atender a la diversidad y sacar lo mejor de cada uno. Si quieren al final ser sabios, científicos, aprender más, etc., vamos por el buen camino. El componente emocional es básico. Elaborar productos, y evaluar su propio trabajo no es posible con el libro de texto, esta forma de trabajar es más completa, más motivadora, más colaborativa, más constructiva, más creativa, en definitiva mejor.

6 comentarios:

Monstruito dijo...

Totalmente de acuerdo con el texto, Rosa.
Hay mucho por cambiar en el sistema educativo. Y, como en otros muchos aspectos, en las aulas de infantil vamos señalando el camino.

Abrazos de monstruito!!

Karma Ferrer dijo...

Este vídeo me parece muy acertado, ya que considero que la competencia aprender a aprender es una de las más importantes, ¿pero estamos concienciados los maestros? y lo más importante, ¿estamos dispuestos a trabajar dicha competencia con lo que ello conlleva? no sería solo un cambio de mentalidad, si no también de metodología, evaluación... en definitiva más trabajo para el maestro que cada día que pasa está más desmotivado por el sentimiento de soledad al que se enfrenta cada día al no sentirse apoyado por la administración.

Karma Ferrer dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con este vídeo, ya que considero que la competencia "aprender a aprender" es quizás una de las más importantes y básicas en la educación de nuestros alumnos. Pero conseguirla conlleva que los maestros cambien su mentalidad huyendo de la educación tradicional y dirigiéndose hacia un nuevo horizonte de educación más acorde con los tiempos. Y por todo ello yo me pregunto ¿están dispuestos los maestros a hacer este esfuerzo?, esto supone un cambio de metodología, evaluación...es decir un esfuerzo que no se si estarán dispuestos a hacer, ya que el docente tiene ahora mismo un sentimiento de soledad e indefensión ante la administración.

ROSA dijo...

Creo que a pesar de las adversidades, la ilusión nunca la debemos perder. Haríamos niños desmotivados, nerviosos y desquiciados. Y bastantes problemas tienen ya algunos. No te preocupes si estás sola en tu cole, las tecnologías nos acercan y nos unen para que nos sintamos acompañadas, y nunca solas. Siempre hay gente que piensa como tu en Twitter o Facebook y que comparten. No mires a los que no dan un paso, mira a quienes caminan siempre hacia delante.
Un abrazo.

Ana Isabel Olmos Celdrán dijo...

Hola! Creo que el aprendizaje basado en proyectos es muy motivante y atractivo para los niños. A través de ellos, los niños experimentan, observan, manipulan y crean sus propios aprendizajes siguiendo los distintos ritmos de cada uno de ellos y ajustandose a sus necesidades.
Los proyectos que presentas son muy interesantes y completos, yo personalmente he tendio la oportunidad de realizar uno sobre los planetas y es realmente gratificante ver como disfrutan y despiertan un gran interés en ellos.
Un saludo y ¡gracias por comprtir tu experiencia!

ROSA dijo...

Muchas gracias, Ana I, es muy reconfortante ver que la familia de los/las locas aumenta y que no estoy sola. Esto va creciendo, lo que quiere decir que crece la ilusión y las ganas de trabajar. Todos sabemos que nada cae del cielo. Y que lo más fácil es aburrir con fichas y más fichas.
El día que no tengas ilusión no vayas a trabajar.
Un abrazo y mil gracias.
Rosario